Las 10 Claves para Enseñar Ciencias de Manera Divertida – Parte 2

Divertirse mientras aprendemos es posible, es fácil y es la forma más eficaz de aprendizaje. No hay nada mejor como sacar una gran anécdota o recuerdo de nuestro aprendizaje. En esta segunda parte te voy a mostrar el resto de mis 10 Claves Esenciales para lograr el mejor ambiente de aprendizaje, tanto en el aula como en el hogar.  Estas claves junto con las 5 primeras (Aprovecha los intereses de tus alumnos, Exprime cada tópico y sácale todo el jugo, Olvídate de la clase magistral, ¡El mundo cotidiano es increíble, no lo olvides!, Muéstrales cómo y dónde encontrar la información que necesitan) van a marcar un antes y un después en tu aproximación a las ciencias. Si quieres ver la primera parte, este es el enlace.

6 – ¡Experimenta!

¿Cómo comprobar si lo que aseguramos es cierto? ¿Cómo nos cercioramos de que no hay otra explicación posible?

En las ciencias experimentales el objetivo es demostrar que nuestra hipótesis es la mejor explicación posible (o la única). Para lograr esto necesitamos planificar, probar y revisar nuestros experimentos hasta obtener resultados satisfactorios. Y esta experimentación es un proceso iterativo, esto quiere decir que debemos probar nuestras hipótesis muchas veces, mejorando el proceso con la información obtenida hasta el momento y con los aportes de los participantes.

Siéntete libre de proponer experimentos a tus alumnos y llevarlos a cabo. ¡Mientras más mejor! Pero recuerda que los resultados no son el objetivo, si no que tus alumnos presten atención al proceso. Cada diseño experimental plantea sus propios desafíos, y su ejecución te enfrenta a dificultades que no viste sobre el papel. Todo eso es más importante que el resultado final. Siempre busca un cierre natural del tema, pero si no lo logras intenta una reflexión global que puedan poner como conclusión del informe o proyecto.

7 – Fomenta la creatividad y el ingenio.

Hazte la siguiente pregunta: ¿Qué resultará más valioso para el futuro de tus alumnos, el conocimiento obtenido o las habilidades adquiridas? El conocimiento es valioso en sí mismo, pero cuando el acceso a las fuentes de conocimiento resulta trivial debes concentrarte en desarrollar las habilidades y estrategias de tus alumnos para que puedan aprovechar ese conocimiento.

Al fomentar su creatividad les estarás dando la herramienta más valiosa de todas: la capacidad para generar nuevos significados a partir de otros ya existentes. Lamentablemente, la sobrecarga escolar y el enfoque en los resultados y la productividad van a contramano de la creatividad. Un ambiente propicio para la creatividad es uno en donde el tiempo, los recursos y las ideas fluyen lo más libremente posible y responden a las necesidades creativas del momento, no a un cronograma estricto. Busca el punto de equilibrio donde el ambiente del aula pueda servir tanto a la creatividad como a la consecución de objetivos programados. Créeme, si eres abierto a las ideas y propuestas creativas de tus alumnos, tu forma de enseñar se transformará radicalmente, será un salto cualitativo que te cambiará la vida.

8 – Visita lugares donde se haga ciencia y ponte en contacto con gente de ciencia.

La ciencia que se muestra en el aula o en el hogar puede parecer muy abstracta o demasiado simple, pero si miras más allá, verás que hay científicos y laboratorios haciendo investigaciones fascinantes todos los días. Hay equipamientos de alta tecnología que operan sobre principios complejos o poseen un enorme grado de automatización que son fascinantes de ver en acción. Hay historias científicas increíbles, anécdotas personales y perspectivas que solo un profesional científico puede aportar. Todo eso puede enriquecer enormemente tus clases, e incluso convertirse en el punto de partida de un nuevo proyecto o experimento.

Trae científicos a tus clases para que compartan sus historias y perspectivas. Organiza viajes a centros de ciencia, ferias científicas y laboratorios . Sé muy bien que organizar una excursión escolar puede resultar una pesadilla para los maestros, pero un evento bien planificado puede convertirse en una experiencia de aprendizaje inolvidable. No te olvides que la ciencia real está hecha por gente de carne y hueso, en lugares concretos con realidades particulares de las que todos podemos aprender.

9 – Escucha a tus alumnos y sus sugerencias.

Tus alumnos no deben ser actores pasivos en su educación. Seguro que ellos tienen preguntas, críticas y sugerencias sobre los temas que se tratan o sobre cosas que les gustaría saber. Recuerda que el objetivo de una currícula es la de asistir en la enseñanza, ¡no estorbarla! Si ellos tienen una pregunta, considera seriamente su potencial educativo. Ahí mismo tendrás interés, desafío y la oportunidad de potenciar su autoconfianza y conocimiento con algo que tal vez nunca se te hubiese ocurrido. Anímalos a preguntar, pero luego se coherente y responde sus preguntas siempre, aún si no puedes hacerlo en ese momento. Puede ser el comienzo de algo grande, no lo olvides.

10 – ¡No te olvides de jugar!

Recuerda que jugar nunca es perder el tiempo. El juego es el mecanismo principal por el cual los niños aprenden y procesan sus vivencias. Además, es una actividad placentera, relajante y socialmente integradora. Propón juegos y actividades lúdicas siempre que el tiempo te lo permita. Considera utilizar  juegos de cartas, juegos de mesa y juegos de actividades, ya sean comerciales o educativos. También deberías aprovechar las TICs, como videojuegos, software de trabajo colaborativo y las redes sociales.

¿Qué te parecieron estas claves? ¿Crees que podrías aplicarlas sin mucho esfuerzo en el aula o en tu hogar? ¿Qué otras claves incluirías en esta lista?

En resumen, lo que quiero transmitirte con estas claves es que el aprendizaje debería ser siempre flexible, creativo y divertido. Y para ello no estás solo! Tus alumnos no son meros receptores educativos, son los protagonistas de su aprendizaje. Déjales tomar las riendas de su educación, y te aseguro que te sorprenderás de los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *